El bullying salta de las aulas a las redes sociales

Más del 90% de las personas ha sufrido acoso escolar en algún momento de sus vidas, enfrentando burlas y maltratos, hasta hace unos años los niños y jóvenes tenían en su casa un refugio, pero en la actual era digital no tienen tregua: en redes sociales o sus propios celulares sufren acoso cibernético o ciberbullying.

Se trata de un problema que se vuelve omnipresente, al trasladarse de la escuela a teléfonos y computadoras, y que va en aumento:. McAfee calcula que 45% de los casos de acoso psicológico se comete en foros, redes sociales y servicios de chat, 12% mediante el correo electrónico y 19% vía celular.

Las redes sociales, como medios donde los jóvenes comparten información personal que se propaga con facilidad, resultan ideales para enviar o publicar textos o imágenes con el propósito de perjudicar o avergonzar a otra persona, estar detrás de una pantalla contribuye a que los niños digan cosas en línea que no dirían personalmente, trastornando de manera tan importante al afectado que incluso puede llevarlo al suicidio.

 

Según un sondeo publicado por Jorge del Río Pérez, comunicador español en una página especializada sobre el tema, el 12,1% de los chicos entre 10 y 18 años de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela ha experimentado alguna forma de ciberbullying. Precisa el informe que el 13,3% de los chicos entre 10 y 18 años de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela reconoce haber realizado bullying con su celular.

 

Ayuda en Colombia

 

De acuerdo con la Fundación Bullying Colombia, este es un atentado contra la ciberconvivencia,  además de una invasión al espacio personal y familiar. El doctor en Psicología y profesor titular de la Universidad de Sevilla, Joaquín Mora, dice: “El ciberbullying es una agresión de tipo intencional, que se dirige a alguien en concreto para convertirlo en víctima».

 Su característica esencial es el anonimato y así como puede realizarse en forma individual puede ser de origen grupal. El anonimato de por si encarna una falta de valor, franqueza, entereza, carencia de ética y por sobretodo de valentía para enfrentar situaciones, es por ello, que el victimario ciberbullying, posee unas particularidades más complejas en su

personalidad y carácter que el victimario presencial.

La doctora Parry Aftab, plantea: “El anonimato, la no percepción directa e inmediata del daño causado, la adopción de roles imaginarios en la Red y la gran facilidad y disponibilidad del medio, unido al papel cada vez más importante que juega la Red en la vida de los menores, hacen del Ciberbullying un serio problema” al que no se le está respondiendo con la agilidad que requiere.

El ciberbullying viene siendo conocido como 24/7, es decir, las 24 horas y los siete días de la semana, esto lo hace de duración permanente y de consecuencias inmediatas, atemporales y asistemáticas.

Las consecuencias para las víctimas son mayores porque, si bien, no hay el daño físico el deterioro psicológico es determinante en su comportamiento y conducta, a más del daño social, interpersonal, familiar y ambiente educativo.

El Dr. Nestor Raúl Correa en la cartilla: “Implicaciones jurídicas de la intimidación entre niños, niñas y adolescentes a través de internet”, plantea: “Si bien en Colombia no hay una norma que regule el tema objeto de esta cartilla de manera específica, ni una jurisprudencia concreta, de todos modos las disposiciones generales son aquí aplicables”.

Entiéndase por disposiciones generales las contempladas en los artículos 15 y 21 de la Constitución Colombiana y lo contemplado en el Nuevo Código de la Infancia y la Adolescencia.

El artículo 15 se refiere básicamente: “Todas las personas tienen derecho a su intimidad personal y familiar y a su buen nombre, y el Estado debe respetarlos y hacerlos respetar” y a continuación hace una serie de referencias explicativas al anterior enunciado.

Por su parte el artículo 21 dice: “Se garantiza el derecho a la honra. La ley señalará la forma de su protección” Esperamos que un proyecto de ley que cursa en la Cámara de Representantes referente al bullying entre a suplir estos vacíos de ley.


Larry Magid, del grupo Connect Safely de California, Estados Unidos, dice al respecto que es urgente educar a los niños para que aprendan a usar los medioscon un razonamiento adecuado para la aplicación de sus habilidades.“Para proteger a nuestros hijos, el objetivo será encontrar las formas para asegurarse que estén informados para tomar buenas decisiones”.Jorge Vega-Iracelay, director de asuntos jurídicos y ciudadanía de Microsoft, afirma por su parte, que si bien en la actualidad es una necesidad mantener interconectados a los jóvenes, hay que hacerlos responsables de las consecuencias de sus comportamientos con otros en el mundo digital.Otros peligrosLa compañía de seguridad ESET aduce que la amenaza más preocupante que identifican los padres respecto al internet es la pornografía, seguida por la pedofilia y la persuasión de un adulto hacia un niño para que realice actividades sexuales, pero poco están enterados del acoso cibernético.Conscientes de los peligros, 86.2% de los usuarios considera muy importante la educación de los menores acerca de las amenazas en internet, instrucción que debería comenzar entre los cinco y los 12 años de edad para definir condiciones claras sobre el uso de internet.Como medida de prevención los padres se valen del filtrado de contenidos, software de control parental y control horario.

“Además es fundamental mantener un diálogo abierto con los niños y niñas, ya que existen más de 100 mil páginas de pornografía infantil en la red”, explicó Raphael Labaca Castro, especialista de conciencia e investigación de ESET Latinoamérica.

Identifique el problema a tiempo

1.  Lo que puede empezar como una broma puede terminar en tragedia, como el caso de una niña de 13 años que se suicidó tras el rechazo sufrido por un supuesto chico de 16 años.

2.  La tragedia pudo evitarse si los padres hubieran puesto atención a señales como retraimiento, baja en las calificaciones, poca autoestima, cambio de intereses o depresión.

3.  Otras señales: malestar constante, negarse a ir a la escuela, irritarse al ver su celular y distanciarse de familiares.

Para más información en  la página web: www.internetsano.com, en El CAI Virtual: www.delitosinformaticos.gov.co o en el correo electrónico caivirtual@correo.policia.gov.co

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez
Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.