Consumo colaborativo online es cada día más familiar

Consumo colaborativo online es cada día más familiar

De acuerdo con el más reciente estudio, revelado hoy por Emarketer, un 44% de los usuarios de Internet adultos en los Estados Unidos, está familiarizado con la economía de intercambio o  consumo colaborativo, o mejor conocido por su nombre en inglés como Sharing Economy.

consumo

La economía de intercambio, es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales. Se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de las tecnologías de la información y la comunicación y la nuevas maneras de medir la reputación de las personas.

“Este sistema continúa expandiéndose, a medida que más consumidores eligen tener un modelo diferente de acceso a la propiedad”, según el estudio hecho por Pricewaterhouse Coopers (PwC).

Señala que como la propiedad pierde su visión única de valor y deja de ser una carga para una sola persona, siendo además menos costosa en este este nuevo modelo de negocio, por lo que presenta a los consumidores opciones convenientes y rentables que inspiran un sentimiento de confianza y de comunidad.

La investigación denominada “Los beneficios de la Economía de Intercambio”, indica además que la definición de la economía intercambio sigue siendo muy amplio e incierta, y en su concepto la ha definido como “un ecosistema emergente que monetiza activos subutilizados o renuncia a la compra de los activos en total, a favor de los préstamos, el alquiler o sirviéndose de microhabilidades”, poniendo como ejemplo a Airbnb, Uber, SnapGoods y Spotify.

El estudio ha concluido que un 44% de los estadounidenses adulto, usuarios de Internet, están familiarizados con este modelo de economía, y casi una quinta parte de los encuestados en realidad ha utilizado este sistema.

Los encuestados más a gusto con el consumo colaborativo se encuentran en el rango de edad de 18 a 24 años, y tenían un ingreso familiar de entre US$50.000 y US$75.000 dólares al año y tiene hijos pequeños en casa.

colaborativo

Quienes están familiarizados con la economía de intercambio, reconocen que hay un montón de beneficios. Casi el 90% señaló que se basa en un sistema de confianza entre proveedores y usuarios.

Sin embargo, esto requiere de más trabajo, ya que alrededor de siete de cada 10 encuestados, coincidió en que no iban a confiar en las empresas de economía de intercambio a menos de que fueran recomendado por alguien que ya las utilizó.

Otros beneficios principales del consumo colaborativo, incluyen la asequibilidad, la comodidad y la eficiencia, y otro muy especial: la construcción de la comunidad.

La economía intercambio automotriz es un ejemplo de este modelo de negocio, y estos beneficios se hacen más ciertos cuando PwC preguntó a los usuarios de Internet acerca de esta industria en particular:

Del total, un 56% de los encuestados le gusta la economía intercambio en el área automotriz,  porque tenía un precio mejor, alrededor de un tercio dijo que proporcionaba más opciones, y casi tres de cada 10 dijo que permitía un acceso más cómodo.

Finalmente la investigación de PwC sugiere, que para que la adopción de este modelo pueda continuar, las empresas en la rama de la economía intercambio tendrán que demostrar su fiabilidad a los consumidores y hacer hincapié en el costo y la conveniencia.

La información y la formación son claves

La economía compartida, de intercambio o Sharing Economy, toma una variedad de formas, a menudo aprovechando la tecnología de la información para educar a las personas, empresas, organizaciones sin fines de lucro y del gobierno con información que permite la distribución, el intercambio y la reutilización del exceso de capacidad en los bienes y servicios.

Una premisa común de este nuevo modelo, es que cuando la información sobre los bienes es compartida (normalmente a través de un mercado en línea), el valor de estos bienes puede aumentar, para el negocio, para las personas y para la comunidad.

La economía compartida abarca una amplia gama de estructuras, incluyendo estructuras con fines de lucro, sin fines de lucro, el trueque y cooperativa.  Este modelo ofrece un mayor acceso a los productos, servicios y talentos.

Las corporaciones, gobiernos e individuos participan activamente como compradores, vendedores, prestamistas o prestatarios en estas variadas y cambiantes estructuras de organización.

El consumo colaborativo, como parte de este sistema, es una clase de arreglo económico en los que los participantes comparten el acceso a los productos o servicios, en lugar de tener la propiedad individual.

El modelo de consumo de colaboración se utiliza en los mercados como eBay, Craigslist, Tradepal y Krrb, sectores como los préstamos sociales emergentes, asesoramiento peer-to-peer alojamiento, experiencias de viaje de peer-to-peer, asignaciones de tareas peer-to-peer o de viaje, compartir coche o compartir viaje en bus.

Tipos de economía compartida

Artículo principal: Sistema Producto-Servicio

Los bienes que son de propiedad privada puede ser compartidos o alquilados a través de los mercados de peer-to-peer.

Mercados de redistribución

Un sistema de consumo de colaboración que se basa en bienes usados ??o de segunda mano, que se transmiten a otra persona.. Esta es otra alternativa a los métodos más comunes que buscan reducir, reutilizar, reciclar y reparar para un mejor manejo de objetos que pueden ser vistos como residuos.

Estilos de vida colaborativo

Este sistema se basa en las personas con necesidades similares o intereses, que se han congregado para compartir e intercambiar activos menos tangibles, como el tiempo, el espacio, las habilidades y dinero.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

 

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.