Fraude publicitario en apps es un problema serio

Un 44% de comerciantes online sabe lo que es el fraude publicitario y quiere aprender más al respecto, pero en realidad no sabe cómo puede afectar a las campañas.

Fraude publicitario en apps es un problema serio

La mayoría de los vendedores online, están confiando en las redes publicitarias aprobadas como una solución para el fraude publicitario.

El fraude publicitario es una preocupación importante para la mayoría de los vendedores de aplicaciones en todo el mundo, según la más reciente encuesta realizada por InMobi.

La encuesta encontró que el 59% de los encuestados pensaba que el fraude publicitario era un problema serio que las redes publicitarias necesitaban abordar.

Además, la encuesta reveló que el 40% de los vendedores de aplicaciones, creía que entendían cómo se perpetró el fraude publicitario, así como su posibles efectos en sus campañas publicitarias. Sin embargo, un número significativo, el 44%, sabía lo que era el fraude publicitario, pero quería aprender más al respecto, o entendía el concepto, pero no sabía cómo podría afectar a las campañas.

Casi la mitad, el 48% de los encuestados, identificó el tráfico no válido de bots y scripts como el tipo más común de fraude publicitario que encontraron. Este fue seguido por rebrokering no autorizado con el 13%, los clics cramming también con el 13% y el apilamiento de anuncios con el 10%.

Los anunciantes de la encuesta estaban tomando varias medidas para combatir el problema del fraude publicitario, pero ninguno se basó en gran medida en una solución técnica. InMobi encontró que el 58% de los encuestados se había asociado con una red de anuncios de confianza, en un esfuerzo por asegurarse de que no eran víctimas de fraude.

Medidas adoptadas por los vendedores de aplicaciones en Norteamérica para minimizar el efecto del fraude publicitario, en la comercialización de aplicaciones, julio de 2017 (% de los encuestados).

Otras técnicas no pudieron ser utilizadas por la mayoría de los vendedores. Un tercio dijo que tenían direcciones IP en la lista negra, mientras que el 27% eliminaba a los intermediarios confiando en asociaciones directas de editores. Otro 27% estaban integrando sus sistemas con herramientas independientes de prevención del fraude, y cerca de una cuarta parte dijo que exige total transparencia y presentación de informes.

Investigaciones anteriores indican que por los menos la mitad de los vendedores digitales en los Estados Unidos, identificaron que la calidad de los medios de comunicación, era una categoría que incluía problemas relacionados con el fraude publicitario, como el desafío principal al que se enfrentaban.

Los costos asociados con el fraude publicitario son reales y sustanciales. Según Forrester Research, los costos publicitarios fraudulentos o no visibles en los Estados Unidos totalizaron USD$7.400 millones en EL 2017, con esa cifra proyectada para elevarse a USD$ 10.900 millones para el 2021.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.