La publicidad display también puede ser personalizada

La publicidad display y el targeting, parecen dos términos y dos estrategias bastante alejadas la una de la otra; por eso los anunciantes que las implementan conjuntamente son realmente pocos y los que lo hacen a menudo tienen muchas reservas.

La creencia entre los creativos es que la publicidad display personalizada es verdaderamente limitada, pero lo cierto es que el arte de llegar al usuario adecuado en el momento preciso y con el anuncio indicado, no es ni mucho menos sencillo, pero tampoco imposible.

Para sacarle el máximo provecho a esta fórmula publicitaria, y de paso también liberarla de muchos complejos y mitos, Robert Lang, director para Europa Central de Criteo, propone en W&V los siguientes consejos:

1. Segmentar por categorías de productos

Al igual que el marketing de buscadores, la publicidad display personalizada debe distinguir entre diferentes categorías de productos. Al fin y al cabo, los productos ofrecidos por las marcas tienen casi siempre márgenes de beneficios muy distintos, y tampoco es lo mismo un cliente que compra productos muy caros que otro que apuesta por los de carácter más económico.

2. Dirigirse de manera personalizada a usuarios y grupos de usuarios

El establecimiento de diferentes categorías de producto es sólo una de las dimensiones de la publicidad display personalizada. La otra pasa por dirigirse de manera personalizada al cliente. Para lograr un diálogo personalizado con el consumidor, las marcas deben tener muy claro a qué tipo de cliente aspiran a dirigirse: al que entabla por primera vez contacto con la empresa, o al que ya es cliente e invierte activamente en la compañía.


3. Apostar por las recomendaciones

Si el cliente ya ha cerrado algún tipo de transacción con la marca, la compañía debe aprovecharse de esta información para acompañar la publicidad display de recomendaciones personalizadas. Si el cliente ha comprado previamente un traje, por ejemplo, la marca debería recomendarle en su publicidad display la compra de corbatas y camisas.

4. Ser simple y directo

Para ser realmente eficaz, la publicidad display personalizada debe ponerle las cosas fáciles al cliente. Si el anuncio despierta la curiosidad del usuario, al hacer clic en el mismo, el banner debe redirigirle a una página con información detallada de l producto anunciado, desde la cual sea posible además la compra.

5. A veces, menos es más

Una campaña de publicidad display es a menudo más efectiva cuando el anunciante trabaja con una única plataforma publicitaria. Trabajar con muchas plataformas publicitarias de manera simultánea puede “fatigar” al usuario. En ocasiones, la apuesta por más banners es sinónimo de menos clics y también de menos conversiones.

Con estas recomendaciones, quizás ya pueda dar el primer paso para crear una publicidad display más personalizada y darse cuenta que más allá de las creencias es bueno experimentar y tener una opinión propia.

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez
Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.