Los minoristas y los pasos para abrazar la realidad virtual

Los minoristas y los pasos para abrazar la realidad virtual

La realidad virtual ha llegado para quedarse. Según los datos de CCS Insight, el mercado de la realidad aumentada móvil y los dispositivos de realidad virtual alcanzará los 4.000 millones de dólares en el 2018, por lo que es hora de que las empresas comiencen a planificar su salto a este mercado antes de quedarse atrás.

realidad

Las marcas deben anticiparse a la irrupción definitiva de la realidad aumentada para crear crear experiencias totalmente inmersivas, que vayan más allá de los canales físicos y digitales existentes para crear uno nuevo y muy real, el tipo de de experiencia de compra que ya se ha bautizado como v-commerce.

Ad Age nos da a conocer los tres pasos que los minoristas que deseen abrazar el futuro del retail, deben seguir para desarrollar una estrategia de comercio virtual:

  1. Dar el primer paso y probar

Aunque muchos minoristas ven la realidad virtual como una inversión a largo plazo, en realidad se espera que la adopción generalizada llegue en tan sólo tres años. Para capitalizar el auge inminente, las empresas deben comenzar a planificar, desarrollar y probar su estrategia de realidad virtual ahora.

Por ejemplo, los minoristas físicos podrían extender sus descripciones de productos estándar para incluir experiencias de productos habilitadas a la realidad virtual que permitan a los clientes moverse y poder probar los productos..

  1. Centrarse en la realidad virtual para móvil

Casi todos los smartphones fabricados hoy en día, tienen habilitada la realidad virtual en función de su resolución de pantalla y la potencia de procesamiento, así que todos los propietarios de smartphones tienen un sinfín de mundos virtuales, literalmente, a su alcance.

A medida que la resolución y los procesadores de los smartphones sigan mejorando, las experiencias de realidad virtual se harán más y más fuertes.

Aunque otras experiencias de realidad aumentada también evolucionarán, sin duda la amplia adopción por parte de los consumidores será gracias a los dispositivos móviles. Por tanto, la forma más lógica de que los minoristas incorporen la realidad virtual en su ‘mix’ de canales existentes es mediante el desarrollo de experiencias de realidad virtual para móvil.

Se debe ofrecer la opción de probar artículos como la ropa, utilizando un avatar de su tamaño y estatura, o los fabricantes y minoristas de muebles podrían construir plataformas que permitan a los usuarios mezclar y combinar piezas de diferentes colecciones, cambiar colores y tejidos, y ver los artículos en el contexto de la casa.

En el universo del comercio virtual, la experiencia es totalmente personalizada para resaltar los activos de la marca y responder a las necesidades y preferencias del cliente, y para las empresas supone una manera de fortalecer las relaciones con los clientes existentes y llegar a otros nuevos en cualquier lugar del mundo.

  1. Integrar las distintas tecnologías

La introducción de la realidad virtual levantará muchos de los retos tecnológicos que surgieron a principios de año con la aparición de la telefonía móvil y web. La buena noticia es que muchas empresas ahora entienden la necesidad de integrar la tecnología con el fin de crear una verdadera experiencia sin fisuras.

Al mismo tiempo, es importante darse cuenta de que la tecnología de realidad virtual seguirá evolucionando. Facebook y YouTube, por ejemplo, han abierto sus plataformas para permitir el vídeo de 360 grados, y los consumidores tienen ahora acceso a cámaras asequibles, como la Ricoh Theta o la Kodak SP360.

Las compañías de plataformas de realidad virtual que se elijan deben ser lo suficientemente flexibles para permitir la integración de estas tecnologías, así como las nuevas opciones que vayan a venir.

Quizás más que cualquier otro factor, el éxito de la realidad virtual dependerá de lo bien que los desarrolladores puedan aprovechar los avances tecnológicos y continúen integrándolos a la perfección con los activos existentes. Uno de los aspectos más emocionantes de la realidad virtual es que realmente no hay un límite de lo que las empresas pueden hacer con esta nueva tecnología. Es el momento de dar rienda suelta a la creatividad, pues en tres años, se alegrará de lo que haga ahora.

 

Por Periodista Digital,

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.