Los nuevos perfiles del consumidor colombiano

Los nuevos perfiles del consumidor colombiano

De acuerdo con la más reciente investigación de KPMG en Colombia, en los últimos años y para el futuro, se han comenzado a delinear nuevas características en los consumidores en Colombia y para el año 2020 habrá una mayor diversidad de clientes para el comercio offline y online.

consumidor

Por eso existe la necesidad, para las marcas y empresas, de replantear sus modelos en materia de marketing, comercialización y procesos de suministros, si en realidad quieren continuar vigentes en la dinámica del mercado y ofrecer verdaderas soluciones personalizadas y efectivas frente a las nuevas necesidades de sus clientes.

Según el estudio, se presentan cuatro variables fundamentales, que definen el perfil de los nuevos consumidores colombianos y en gran parte se debe al uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, ya que en el país 8 de cada 10 personas están usando internet, lo que incide en los hábitos de consumo y en la forma en cómo se relaciona con las marcas y su productos o servicios.

Es así como hoy en día y pensando en los años venideros, que las empresas deben asumir los desafíos y el cambiante panorama del mercado, que incide en los procesos y decisiones de compra, tales como el uso de nuevas tecnologías, los costos, la dinámica del mercado, el valor agregado y otras características que hacen la diferencia frente a la competencia.

Para  KPGM en menos de 5 años el perfil del consumidor en Colombia pasará de un usuario estático interactivo a un estado dinámico interactivo. donde sus gustos y necesidades serán lo primero.

Esta es una pequeña descripción de los nuevos perfiles del consumidor colombiano:

  • “De mí para ti”: Estos son consumidores con mínima lealtad a la marca, con importantes niveles de sensibilidad al precio y que consumen generalmente productos de poco valor agregado (básicos). Estos generan intercambio entre productos y servicios, hace un mayor uso de los canales tradicionales y modernos en formato masivo.
  • “Estoy en tus manos”: Son clientes con mucha lealtad a la marca y que buscan que les ofrezcan mejor oferta de valor a un costo mínimo. Sus bienes son su mayor tesoro, por lo que buscan que perduren en el tiempo y es por esta razón el precio frente a esa variable es un factor que determina su decisión de compra. Son usuarios de los canales tradicionales y digitales, dependiendo su necesidad.
  • “A mí manera”: Es un consumidor que compra bienes y servicios “a su manera”, es decir, utilizando canales en los que pueda participar directamente. Se caracterizan por ser muy personalizados y típicamente son “early adopters”. Son poco leales a las marcas y tienen alta sensibilidad al valor, más que al precio. Consultan el abanico de medios y seleccionan aquel que de les ofrezca la posibilidad de elaborar un producto. Usan canales especializados y busca alto nivel de confort.
  • “Véndemelo”: Busca marcas de alto posicionamiento, con orientación a productos terminados altamente personalizados. Utiliza varios canales (físico e ecommerce) en lo que hace un mapeo de productos de alto valor agregado. No demuestra sensibilidad ante la variable del precio y está orientado por el confort y estatus. Llegar a este perfil implica contar con una logística personalizada.

¿Qué deben hacer las marcas al respecto?

La recomendación de los expertos es, básicamente, que las empresas transformen sus cadenas de suministros, de acuerdo al perfil de los consumidores y clientes a los que llegan sus productos, de la siguiente forma:

  • Para el mercado “estoy en tus manos”, se recomienda generar una cadena de suministro que permita entregar productos de forma consistente, mediante una logística al hogar y de bajo costo.
  • Para el mercado “De mí para ti”, se recomienda un continuo replanteamiento de la cadena de suministros, orientada hacia el intercambio entre los consumidores (logística para exchanges, típico de la Economía Colaborativa).
  • Para el mercado de “a mi manera”, se recomienda una cadena flexible de suministros que pueda transformarse y adaptarse rápidamente según las condiciones cambiantes del mercado. La estrategia debería estar orientada a productos semi-terminados o semi-ensamblados para que el consumidor finalice el producto (un consumidor típico de este segmento son los consumidores de productos tipo Ikea).
  • Y por último, para el mercado de “Véndemelo”, se recomienda una cadena ágil de suministros y con productos muy personalizados, con esquemas de servicios al consumidor también personalizado.

 

Por Periodista Digital,

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.