La marca más allá de un logo

La construcción de una marca es un proceso que debe conllevar una estrategia de mercadeo y publicidad y tiene que ver directamente con los elementos de fondo y forma, que hacen parte del nombre, los símbolos y logos que identifican a una empresa.

Branding

Los componentes esenciales de una marca son: El nombre, la imagen corporativa, el posicionamiento, el diseño y la lealtad de marca.

Sin embargo estos cinco elementos son solo la parte exterior, lo que se refleja hacia afuera de una marca. Pero para tener una mejor estructura, se deben tener en cuenta otros aspectos, como los activos y pasivos, los recursos tangibles e intangibles, la cultura organizacional, la colocación en el mercado, los servicios y/o productos ofrecidos y obviamente lo más importante: el público.

Teniendo en cuenta precisamente a la gente, es que el objetivo fundamental de una marca se debe cimentar en diferenciarse de las demás y crear ese grado de recordación que tanto se desea; el denominado Branding.

Como bien ha sido definido por muchos expertos en marketing, una marca, como su nombre lo indica, es algo que define, que señala, que da identidad, y en ese orden de ideas se debe ir más allá de la imagen o de los logos.

Para ello se debe tener muy presente la trayectoria, la experiencia, la razón social, la proyección y los valores de cada empresa u organización, que van a dar las herramientas necesarias para que la marca sea única e irrepetible.

Siempre que se desea colocar un producto en el mercado, lo primero que se tiene en cuenta es el grupo objetivo al que se quiere llegar, así como las necesidades del mismo y la forma cómo se desea comunicar con él.

Ahora todo se hace de manera más rápida y no hay espacio para estudios ni estrategias tan elaboradas , en base en esto las empresas deben de generar respuestas rápidas y efectivas para sus consumidores 2.0, que se comunican y generan requerimientos claros y específicos a través de Internet.

Para cumplir este último requisito se deben observar ciertos parámetros, que deben ser intrínsecos a la marca, como la claridad en la comunicación, la sencillez en los elementos gráficos, el carácter y la personalidad y la consistencia en los elementos visuales, que deben ir de la mano de  la imagen corporativa.

La imagen

Sin lugar a dudas lo que más llama la atención, a  cualquier tipo de público, es el aspecto visual, y en este caso los símbolos, diseños e imágenes, serán el gancho que los atrapará en primera instancia, además de que se convierten para muchas empresas en la carta de presentación ante los mercados.

El simbolo o logo, es el que realmente le da la identidad a la organización, y es ese elemento el que por si solo le puede dar representación a un producto o servicio, sin que hayan otros a su alrededor. Generalmente este va a acompañado de el nombre de la empresa, que también puede desarrollar alguna clase de tipografia particular, que la caracteriza ante los demás, estos dos elementos hacen parte de la personalidad de la empresa.

Pero existe otro elemento que se podría confundir con el anterior y es el nombre de reconocimiento, el anterior se refiere a la razón social y este tiene que ver con el nombre por el cual el público recuerda el producto o servicio, y generalmente es más breve y sonoro

Otro integrante de la marca es el color. Al momento de seleccionarlo se debe tener en cuenta el  que más se ajuste a la categoría del servicio o producto. Esto permite atraer la atención del consumidor, darle carácter propio, mostrar el producto de la forma más atractiva y crear la recordación en el público.

Todo esto que se ha detallado, es tan válido para el mercadeo y la publicidad tradicional, como la que se realiza por Internet.

El uso de nueva tecnología, no ha hecho cambiar los  factores que inducen a las personas a elegir determinados productos, por encima de otros.

Los compradores todavían prefieren a empresas que les generen confianza y la imagen es ese puerto de entrada para reconocer la seriedad y profesionalismo. Puede que en la Internet, las cosas cambien a cada segundo, pero esto es algo que se mantiene. La diferencia puede radicar en los tiempos.

Sin embargo eso es lo que indicará la diferencia y es posible que la competencia llegue primero, pero asimismo se extinga. Mientras que otros que realmente planificaron el diseño de una marca podrán ser más duraderos y efectivos.

Periodista Digital, Ricardo Rodríguez
Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.