Uber, ejemplo de éxito de la economía colaborativa

La app de Uber en Brasil y México es un caso de éxito, ya que más de 1 de cada 10 usuarios móviles ha accedido a éste servicio en los últimos meses.

Uber, ejemplo de éxito de la economía colaborativa

Uber, a pesar de tanta polémica generada en Latinoamérica, es el mejor caso de éxito de las aplicaciones de economía colaborativa o compartida en la región.

Aunque sus orígenes son estadounidenses, Uber es un buen ejemplo de cómo las aplicaciones de economía compartida o colaborativa, ha alcanzado un mayor alcance entre los usuarios móviles en los países latinoamericanos.

La economía colaborativa ha estado haciendo parte de los titulares mundiales en los últimos años y Uber, en particular, conduce gran parte de esa conversación, ya que ha originado mucha polémica por razones de la competencia.

Uber, que conecta pasajeros con conductores de vehículos particulares registrados, a través de su software de aplicación móvil, es una de las mejores valoradas y más controversiales empresas de tecnología que opera en el consumo colaborativo hasta ahora.

Uber está avaluada en 18,200 millones de dólares y los dueños aceptaron una inversión de 1,200 millones de dólares en junio pasado, para expandir su negocio a más ciudades alrededor del mundo.

Pronto la app ingresará en sus arcas otros 200 millones de dólares y su actual valoración pegará un nuevo estirón de entre 1.200 y 1.400 millones de dólares más. Uber vale ya más que pesos pesados del universo tecnológico como Dropbox o Spotify.

Los nuevos datos globales de comScore Mobile Metrix ofrecen una visión más clara de la penetración de este sector en varios mercados internacionales. Los principales resultados señalan que:

  • Estados Unidos no es el país que abre el camino en términos de alcance de Uber, aunque forma parte del grupo de primera línea, junto con Brasil y México, en el que más de 1 de cada 10 usuarios móviles accedió a éste servicio en junio de 2017.
  • Se añade además la presencia de un notable Competidor (Lyft), que contribuye al mercado de los EEUU., pero que no clasifica por encima de esta lista para Uber.
  • India e Indonesia son los mercados más grandes y competitivos, con Uber logrando su cuarta y quinta parte en cifras de alcance, a pesar de la presencia de competidores que alcanzan un porcentaje similar o mayor de la población móvil.
  • Los desafíos del crecimiento varían entre geografías, con grandes competidores locales en lugares como Malasia e India, y una menor adopción general del sector en Europa continental, a menudo debido a la fuerte o competitiva infraestructura tradicional de taxis.

En América Latina, en países como Brasil, Argentina, México y Chile se puede apreciar una explosión del consumo colaborativo en paralelo a la de Occidente. Brasil ha experimentado el mayor crecimiento en su mercado de colaboración, lo que ha llevado a Airbnb a abrir una oficina regional. El efecto se está extendiendo con la creación de empresas similares formadas por empresarios locales. Se puede predecir que todas estas empresas crecerán en América Latina continuamente durante muchos años.

Otros ejemplos de empresas dentro de la economía colaborativa son los alquileres de autos o viviendas, pero los servicios que ofrecen los proyectos surgidos de esta nueva mentalidad van más allá de las clásicas empresas de alquiler.

Algunas compañías de moda en Estados Unidos, como ZipCar o BlaBlaCar, permiten a los usuarios conseguir un automóvil en el momento y lugar en que lo necesiten y dejarlo donde quieran. Pueden localizarlo y arrancarlo directamente con el móvil. La flexibilidad del servicio permite su utilización por periodos tan cortos como una hora. Todo ello incluye seguro y gasolina.

El sector de los alquileres de casas y alojamientos es un terreno que se encuentra en auge y al que aún le queda mucho espacio para su crecimiento y los datos ofrecidos por GlobalWebIndex, sugieren que la captación más alta se ha producido en América Latina.

Según estos datos, tres de cada diez usuarios de internet entrevistados en la región han alquilado una habitación o un apartamento a través de algún servicio como Airbnb. Este dato dobla a los resultados obtenidos en el mercado que ocupa la segunda posición (Asia-Pacífico) y más del doble del promedio mundial que se sitúa en el 14%.

Desglosados por países, los resultados mostraron que los usuarios de internet en Brasil fueron los más propensos a la hora de alquilar una habitación o un apartamento a través de un servicio de este tipo. Un 40% de los encuestados brasileños afirmó haber alquilado una habitación o apartamento frente al 24% que contestó lo mismo en Indonesia y Filipinas o el 19% de Tailandia y Malasia.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.