Vídeo: Comer en media hora para ganar media vida

No hay empleado más productivo que un empleado agradecido y reducir el tiempo de almuerzo a media hora, puede darle media vida a sus trabajadores al poder salir más temprano.

Vídeo: Comer en media hora para ganar media vida

Una particular campaña publicitaria se ha lanzado en España por parte del  Ayuntamiento de Elche, junto con la agencia Yerno, la cual pretende concientizar a las personas, pero en particular a los empleadores, sobre la importancia de ahorrar tiempo en el horario de almuerzo de los empleados, para que estos pueden salir más temprano del trabajo y así compartir más con sus familias.

Con ese objetivo han puesto en marcha el spot denominado “Media Vida”, en pro de la conciliación laboral y familiar, y que además quiere hacer entender a las empresas de la ciudad y del país ibérico sobre cómo estos pequeños gestos pueden suponer mucho para sus empleados.

Es sabida la importancia que tiene el tiempo necesario para consumir los alimentos en el trabajo, esta es tanta como la que tiene el sueño para obtener un buen descanso, o incluso el mismo tiempo que se pasa en las empresas y que en algunos lugares está establecido en 8 horas al día, aunque mucho se debate si podría ser todavía menos.

Por eso lo interesante e incluso polémico de la campaña, pues muchos se encuentran a favor, pero también hay algunos que aduciendo razones de salud se han mostrado contrarios, pues no creen que sea bueno almorzar a la carrera.

La campaña se deriva del hecho de que muchas empresas, no sólo en este ayuntamiento o en España, sino a nivel mundial, le dan a los empleados hasta dos horas de tiempo de almuerzo, pero si ese tiempo se redujera a una o media hora, podrían terminar más rápido sus labores y salir temprano.

El spot ha recurrido a los niños para hacer llegar este mensaje a los responsables de las empresas, quienes se ven el vídeo consumiendo un sándwich, un zumo y una pera, aunque esta última en realidad es un temporizador que sirve para ser totalmente estrictos con el tiempo.

Junto a esto se pone una carta en la que los niños se sinceran y les piden que experimenten en primera persona todo lo que significa comer en el trabajo en treinta minutos, y se animen a ponerlo en práctica con sus trabajadores.

Como lo dice la agencia no hay empleado más productivo que un empleado agradecido y reducir el tiempo de la comida a media hora puede darle media vida. Esta campaña se suma a otras que han pedido poder entrar una hora antes a los trabajo para salir más temprano o poder solicitar una reducción de la jornada cuando se acaba de ser padre, o incluso el poder acomodar el horario en función de los proyectos. Algunos de estos pequeños gestos en Europa ya llevan tiempo siendo una realidad.

Esperar haber que tanto logra conmover a los empleadores esta campaña y ojalá ésta u otras medidas se pudieran adoptar en otras partes del planeta y en consenso con los trabajadores, ya que incluso hay países donde la jornada laboral excede las 8 horas diarias y el tiempo que tienen las personas para sus familias o su esparcimiento personal es prácticamente inexistente.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.