Importa el canal y el dispositivo, pero más importa el cliente

Importa el canal y el dispositivo, pero más importa el cliente

fredLocal Corporation es una compañía de tecnología y publicidad local en los Estados Unidos, que conecta a los consumidores y a las empresas a través de productos y servicios tales como Local.com y Krillion, unas plataformas comerciales que trabajan con alrededor de  120.000 tiendas locales.

Fred Thiel es el Presidente y consejero delegado de esta corporación y en diálogo con eMarketer dejó ver sus impresiones sobre las búsquedas móviles y la evolución del comercio minorista online.

eMarketer: ¿Cuál es la idea general de cómo los consumidores están utilizando los teléfonos inteligentes frente a las computadoras de escritorio para las búsqueda, especialmente de productos o servicios?

Fred Thiel: Los consumidores están definitivamente condicionados a usar Google, u otros motores de búsqueda en el dispositivo de escritorio, cuando comienza su proceso, como ocurre con la industria de viajes y turismo. Pero para el resto del recorrido, vemos un uso más móvil, y en este caso específico recurren mucho a las aplicaciones. Esto sucede con sitios tales como Kayak o TripAdvisor.

Cuando se trata de ir de compras y detección general en el escritorio, Google sigue siendo el motor de búsqueda favorito, para acceder a un sitio de compras o un hacer algún negocio, cuando el cliente quiere algo específico. Para cuantificar, el 73% de la investigación del producto se realiza utilizando un motor de búsqueda, el 33% se realiza a través de los sitios de compras específicas, y el 24% es a través de aplicaciones móviles.

“Las personas prefieren utilizar aplicaciones si están buscando en sus teléfonos inteligentes, y eso es en parte debido a que la búsqueda sucede allí mismo, en la tienda”. ¿Por qué cree que es así?

La tableta sigue, de cierta manera, pareciéndose más a la computadora de escritorio, o al portátil. En el teléfono, el buscador genérico tiene una pequeña cantidad de herramientas y es un poco torpe en este sentido, por lo que no ofrece la mejor experiencia de usuario.

La verdadera transición, entonces, está ocurriendo no de la computadora de escritorio a la tableta, sino de estos dos dispositivos a los teléfonos inteligentes, pero sobre todo al uso de las aplicaciones, que son sitios mucho más específicos para la función del visitante o comprador.

Es decir, que cuando los consumidores buscan en el móvil, ¿cuál debe ser el objetivo del minorista? ¿Se trata de lograr que los consumidores compren algo en línea, que vayan a la tienda, o simplemente mostrarles un anuncio, tal vez?

Ahora la mayoría, de por lo menos los 100 principales comercios minoristas en el mundo, tienen un presencia omnichannel, los  sitios de comercio electrónico son muy sofisticados y bien desarrollados y además cuentan con las tiendas físicas.

cliente

Cada vez más los minoristas como Wal-Mart y Target, están convirtiendo sus sitios físicos en centros de distribución localizado. No importa si usted está comprando en línea, puede recogerlo en la tienda, o puede pedirlo en línea para que se lo entreguen a domicilio. A los minoristas en realidad esto no les importa. Lo que les importa es que la compra se realice, y que se estén estableciendo sus sistemas, de manera que se convierte el omnichannel en un núcleo.

Creo que esa es la razón, por la que a futuro veremos cada vez más el uso de aplicaciones para el comercio minorista. Las Pymes y el comercio al por menor, están tratando de construir afinidad entre los consumidores, por lo que están facilitando la compra, ya sea en línea o fuera de línea.

Finalmente, ¿Cómo ve esta evolución, o las posibles repercusiones para la industria?

Creo que esto va a crear algunas dinámicas muy interesantes en el mercado, en relación con la forma como los sitios parecidos a Amazon por ejemplo, u otros vendedores de comercio electrónico, se ajustan a los cambios.

A un fabricante de marca no necesariamente le importa si usted compra un televisor en Amazon o en Best Buy, siempre y cuando sea su producto. A Best Buy, por su parte, no le importa que el televisor que vendió sea de uno u otro fabricante, siempre y cuando la compra la reciba Best Buy. Creo que esto puede llevar a que el minorista esté dispuesto a gastar más dinero para influir mejor en el consumidor en ese momento en particular.

En última instancia, como empresas, tenemos que estar muy centrados en proporcionar una experiencia única al consumidor, y en este caso no importa el canal que se utilice y todavía menos, no se necesita una experiencia aislada, en relación con una marca o un minorista específico.

 

Editado y traducido por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

 

Fuente: Emarketer

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.