Super Bowl: Los anuncios son parte del espectáculo

Super Bowl: Los anuncios son parte del espectáculo

Los eventos deportivos, además de las entregas de premios y algunos otros tipos de programación, se destacan hoy en día por ser el flujo de una gran cantidad de vídeo anuncios por demanda, que buscan conquistar al público que los sigue y que de una u otra manera pueden ser persuadidos a través de su visualización.

bowl

Este hecho ocurre especialmente en los EE.UU., donde el consumismo es elevado y donde eventos como el Super Bowl, son una muestra que incluso todavía hoy el televisor, a pesar de la existencia de otros canales de comunicación más modernos, sirve para que las marcas se destaquen.

El Super Bowl 2015, más que una fiesta deportiva, seguirá siendo una fiesta publicitaria: Las marcas que se verán han tenido que desembolsar por 30 segundos $4.5 millones de dólares, es decir $150,000 dólares por cada segundo. Los comerciales impactarán a por lo menos 100 millones de televidentes en EE.UU y a los 85 mil espectadores en el estadio.

Y mientras muchos consumidores se sienten básicamente felices de poder encontrar  anuncios en su DVR, parece que también es así como se sienten algunos acerca de los comerciales durante el gran partido de fútbol americano.

De acuerdo con una investigación de Yume, el 79% de los internautas estadounidenses dijeron que observaban los anuncios durante el Super Bowl, porque hacían parte integral de la experiencia. Mientras que para muchos es cuestión de tradición y por eso se siguen rigiendo a este sistema casi ocho de cada 10 encuestados. Menos de una cuarta parte dijo que los anuncios eran realmente inevitables.

bowl1

La audiencia del Super Bowl es atractiva para los anunciantes por varias razones; No sólo es grande, sino que según un estudio publicado en enero de 2015, desde GfK MRI, los espectadores del Super Bowl son 29% más propensos que el adulto promedio de Estados Unidos, para tener un ingreso anual de US$150,000 o más, es decir 24% más de probabilidades de tener un patrimonio neto de al menos US$1 millón,  por lo tanto tienen el 25% más de posibilidades de realizar una compra.

Además una gran parte de los espectadores del Super Bowl, también son los mismos que gastan más de lo normal en comer por fuera, en irse de grandes vacaciones y mucho más elementos de consumo.

Sin embargo, los anunciantes no sólo quieren que se hable de sus anuncios en el momento en que estos se emiten durante el evento, sino que se cree un compromiso en tiempo real, por eso también aplican a la par estrategias de marketing digital y ponen sus anuncios del Super Bowl por medio de las redes sociales. De esta forma es que muchas marcas han logrado capitalizar su publicidad, incluso mucho tiempo después del juego de 2013.

Una investigaci?on de Crowdtap que encuestó a usuarios de Internet de Estados Unidos que planeaban ver el Super Bowl en enero 2015, les indagó sobre lo que impulsaba realmente su comportamiento el día del partido.

Entre una base de espectadores en su mayoría mujeres, el 29,6% dijo que iban principalmente para ver el partido y los anuncios. Y más del 70% dijo que era muy probable que realizaran algún tipo de acción social media, a causa de los anuncios, incluyendo el compartir una foto, el Twitter o utilizar un hashtag de una marca.

bowl2

Pero, ¿Cuál sería el motivo principal que impulsa a las personas a compartir esos anuncios a través de las redes sociales? Según la investigación de Crowdtap, casi siete de cada 10 espectadores lo haría simplemente porque era un “gran anuncio”. Más de la mitad quería compartir información sobre productos nuevos o emocionantes, o para apoyar a las marcas que les gustaban.

Y un dato muy interesante para las marcas que buscan hacer un anuncio impactante, es que el 85,4% de los encuestados dijo que el humor fue lo que hizo que los anuncios fueran memorables para ellos.

La otra cara

Euromericas Sport Marketing en su informe “ Super Bowl 2015 ” expone que los comerciales del Super Bowl se están empezando a convertir en algo muy ordinario, rutinario y normal para una porción más alta de la audiencia, la gente parece estar perdiendo entusiasmo.

Lo demuestra este año en el cual ha disminuido en un 13,5 % el social share de los avisos del Super Bowl lanzados por la televisión en la previa del mega evento, esto  afecta el promedio ponderado estimado en un 17% de la intención de compra, según destaca la  publicación.

Señala el informe que el social sharing de los contenidos del evento cayó un 24% en promedio con respecto al 2014.

De acuerdo con Euromericas Sport Marketing, esto envía al mercado un mensaje muy claro sobre la necesidad que las marcas comiencen a comprar más visualizaciones online y a realizar campañas digitales antes del evento, “la gente quiere ver el espectáculo desde distintos enfoques, ya que se han multiplicado los accesos de conectividad”.

“La publicidad es más cara este año con respecto al 2014, y las empresas que se anuncian están gastando dinero extra, un 25% en el área digital para maximizar sus ganancia. Sus activaciones las comenzarán a lanzar con antelación y no esperar hasta el día del partido. La respuesta proactiva de las marcas no se ha hecho esperar, porque es una demanda que se expresa a viva voz en el mundo del deporte y el espectáculo en los Estados Unidos”.

El 62% de las personas consultadas dicen que las redes sociales les interesan para estar al tanto del evento y para seguirlo en vivo, no descartando el uso en simultáneo de la televisión.

El informe, hace también especial hincapié en la necesidad de que las marcas acudan para obtener mejores resultados a programas PR – Relaciones Públicas y Promoción, como paso previo a lanzarlo en los canales tradicionales y online, “la era de las convergencias ha llegado, en donde confluyen el mundo real y el virtual como un producto comunicacional integral y conjunto”.

Otros datos sobre el Súper Bowl son los siguientes:

  • La cadena NBC transmitirá la final. Las marcas que veremos ese día han tenido que desembolsar por un spot 30 de segundos es de 4.5 millones de dólares, los valores varían en función del número de anuncios que requieran.
  • Pepsi será la empresa encargada del “Show del entretiempo”, durará 15 minutos cantara Katy Perry, es el tercer año que la gaseosa es el patrocinador de este espacio y seguirá con su eslogan “Vive ahora” ofreciendo a los aficionados una experiencia de medio tiempo a la altura del escenario más importante de la cultura pop.
  • Las entradas más económicas este año salen, 2,784 dólares mientras que el más caro está en 13,407 dólares.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

 

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.