WhatsApp, una apuesta de Facebook por el móvil y los usuarios jóvenes

WhatsApp, una apuesta de Facebook por el móvil y los usuarios jóvenes

Hace apenas unas horas Facebook, la red social más popular del mundo, anunció la compra del popular servicio de mensajería WhatsApp, la mayor transacción en sus diez años de vida por US$19.000 millones de dólares, una apuesta por retener a los usuarios más jóvenes y así salta magistralmente al mercado móvil.

Como dice el dicho, sino puedes con tu enemigo únetele, y eso es lo que ha hecho precisamente la red social, tras un fallido intento de lanzar su propio servicio de mensajería Snap Chat que no pudo ni siquiera despegar y fue tan efímero como el sistema de sus mensajes, que desaparecían luego de ser leídos.

 

facewhat

 

Además, con el vertiginoso ascenso de la internet móvil, era más que un deseo una necesidad hacerse presente en esta tecnología, para seguir estando vigente, sobre todo en el público más joven, que tanto se ha dicho ha dejado de usar facebook.

Pero en realidad Facebook ya nos tiene acostumbrados a estas jugadas. Lo mismo sucedió con la compra de Instagram, la red social más popular de retoque de fotografías, por 1.000 millones de dólares y los 3.000 millones con los que tentó a SnapChat.

Muchos expertos consideran el monto de la compra como exagerado, ya que si algo tiene WhatsApp, al menos por el momento, es que no tiene ingresos por publicidad y su servicio es gratuito los primeros doce meses y después solo cuesta un dólar al año.

Zuckerberg ha querido respetar este deseo, al menos al principio, y ha dejado claro que no hay ninguna prisa por incorporar anunciantes al servicio de WhatsApp puesto que el objetivo primordial es captar nuevos usuarios.

WhatsApp ha obtenido resultados tan sorprendentes, que en realidad no se trata de una marca pequeña, al lado de la gigante red social. Desde su fundación hace cinco años, sus resultados han sido mucho mejores que los que tuvo Facebook en este mismo tiempo.

WhatsApp ha sido la compañía que más rápido alcanzó los 450 millones de usuarios, una cifra que triplica a la que tenía Facebook en su cuarto año (150 millones) y que representa casi el doble de los que tiene la popular Twitter.

Por eso mismo es que el  fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha salido a defender este negocio, pues el sabe de las las bondades de su adquisición y tiene un argumento que nadie puede tumbar “el valor de WhatsApp está en que su crecimiento puede llegar a conectar a 1.000 millones de usuarios”.

¿Por qué WhatsApp?

Se calcula que a través de los WhatsApp de todo el mundo circulan cada día 600 millones de fotos y 100 millones de vídeos. Su número de usuarios fieles, es decir los que se conectan al menos una vez al día, supera incluso a los de Facebook, con el 70% y el 61% respectivamente.

El 70% de los usuarios de WhatsApp utiliza esta sencilla aplicación cada día para enviar ilimitados mensajes, emoticonos, fotografías y vídeos a sus familiares, amigos y compañeros con coste cero y sin necesidad de nada más que la conexión a Internet del móvil, en clara sustitución de los mensajes de texto.

Cada día un millón de personas incorporan el característico icono verde de esta aplicación a sus móviles y esto sucede en países de todo el mundo.

WhatsApp es la única aplicación de mensajería que ha logrado una universalidad comparable a la del popular servicio de llamadas con vídeo Skype, adquirida por Microsoft en 2011 por 8.500 millones de dólares.

Sumado a esto, la popularidad de los mensajes de texto “SMS”, ha caído en picadas desde que Internet llegó a los teléfonos móviles, pues las personas pueden saber a ciencia cierta si el destinatario ha leído o no el mensaje o saber cuál fue la hora exacta de su última conexión.

Con estas cifras, no es de extrañar que a esta compañía, con tan solo 55 empleados y sin tan un equipo de relaciones públicas o un área comercial, haya sido blanco de la conquista de las más grande de la internet, incluída Google.

Un requisito para seguir en la jugada

Sin lugar a dudas para Facebook esta compra es una apuesta a largo plazo. Su necesidad de  mantenerse en la memoria colectiva y a la vanguardia tecnológica, es un requisito para no perder la mejor porción de la torta.

El futuro de Facebook estaba indispensablemente ligado al móvil, si quería seguir siendo atractiva para las nuevas generaciones de jóvenes, pues lo ciertos es que para muchos la red social se había convertido en un asunto  de mayores.

El mercado más joven ha optado por aplicaciones más dinámicas y nuevas, como WhatsApp, que permiten una conexión permanente con los amigos y la familia, sin tener que mostrar la vida personal a todo el planeta.

Por su parte los creadores de WhatsApp, el ucraniano Jan Koum y el estadounidense Brian Acton, quienes con este negocio se incorporarán a las listas de millonarios de Estados Unidos, se sienten felices de haber podido diseñar un modelo alejado de los estándares de las redes sociales más conocidas.

Incluso han señalado que lo mejor de Whats Apps es que es un servicio alejado de lo meramente comercial, pues es básicamente gratuito y tampoco se invade a los usuarios con los anuncios que inundan otras plataformas, como la propia red social Facebook, que se ha llenado los bolsillos a base de publicidad.

 

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.