500 millones habitantes en Facebook, 145 millones de usuarios de Twitter y 3 millones en Foursquare.com.

Las masas y las marcas están acudiendo a las redes sociales, algunas de ellas con estrategias y otras simplemente experimentando con la construcción de una comunidad. Lo que está claro, es que el sistema 3F (amigos, fans y seguidores) no puede ser un solo grupo creado por igual.

Las marcas ahora están examinando la composición de su comunidad y han encontrado grandes diferencias entre sus usuarios, ya que muchos buscan el acceso a ofertas exclusivas y contenido, mientras que otros son solamente seguidores.

Según un reciente informe de comScore, el 23% de los usuarios de Twitter sigue a las empresas para encontrar ofertas especiales, promociones o ventas. El 14% de los usuarios de Twitter reportaron haber tomado a la corriente para encontrar y compartir comentarios y opiniones de productos.

A principios de este año, Chadwick Martin Bailey publicó un estudio que demostró que el 25% de los consumidores conectados a las marcas en Facebook, lo hizo para recibir descuentos.

Pero aquí es donde las cosas se ponen interesantes, en el mismo informe, comScore descubrió que en Facebook y Twitter los visitantes gastan 1.5 veces más que los  usuarios en línea de Internet promedio.

Estrategia de 360 grados

Por eso es que parte de una estrategia real, de 360 grados, en los medios de comunicación social, debe convertir las 3F en clientes y clientes fidelizados, mediante una comunidad rica en comercio, pero también en conversación y colaboración.

Ejemplo de ello es Starbucks, que se propuso aumentar el tráfico en las tiendas de todo el país, a través de una pastelería «libre», un programa compartido a través de las redes sociales. La compañía de café dice que los medios de comunicación social, han contribuido a 1 millón de clientes que visitan las tiendas locales en un día. Pero eso es sólo el principio.

Recientemente The Gap, lanzó una promoción especial a través de Cuadrangular, en la que quien check-in en cualquier tienda por un día, recibiría un 25% de descuento en la compra total. La oferta fue extendida a Twitter y Facebook, pero en esos dos casos a los usuarios se les pidió que imprimieran un cupón.

Muchos consumidores sociales informaron que la oferta los condujo a las tiendas locales y de hecho causó un efecto social, ya que llegaron a Twitter y a Facebook para compartir el trato con los amigos y seguidores.

Según una declaración realizada ante el Wall Street Journal por Sabrina Simmons, Directora Financiera de Gap Inc. aunque los resultados fueron mixtos en las marcas en agosto, el objetivo general del crecimiento de las ventas se pudo lograr.

Lora Cecere del Grupo Altímetro, es autora de un informe sobre el comercio social y en él se examinan las medidas necesarias para que las redes sociales y el comercio den a las marcas respuestas importantes.

Cecere considera que los esfuerzos de las empresas ya no deben ser simplementes sociales por que sí, sino que estos deben dar lugar a procesos horizontales, que se extiendan más allá del marketing para impulsar el comercio social..

Compromiso

Si la primera fase de la evolución del comercio social es la participación, Cecere cree que la siguiente fase del comercio social es ilustrada mediante el compromiso. En esta fase, las empresas se debe centrar en aprender a escuchar los comentarios de los compradores, pero también en responder.

En la evolución de los procesos sociales, las empresas encuentran que la escucha y el aprendizaje no es suficiente. Los aficionados quieren que las empresas respondan de una manera más significativa. Quieren saber más sobre los productos que compran y la forma en que pueden comprar estos productos.

Estar en conexión con los usuarios es mucho más que responder, también representa la capacidad de introducir valor en la corriente y relacionar los puntos en común con todos los consumidores potenciales y personas influyentes.

A través de la experiencia se puede aprender más acerca de las mismas personas que se están tratando de alcanzar y de allí salen algunos cuestionamientos importantes que se deben analizar, para optimizar el papel en los medios sociales, tales como:
– ¿Qué productos y servicios puedo entregar a las comunidades?
– ¿Cómo puedo ofrecer un buen precio y una promoción de estos productos a la comunidad, para dar un mejor servicio?
– ¿Cómo debe ser el posicionamiento de estos productos dentro de los canales existentes y los nuevos para maximizar la presencia de marca?

Como resultado de las tareas de escuchar, aprender y adaptarse, se desarrollan estrategias de comercio más relevantes a través de la participación ilustrada, que puede desencadenar las ventas y las compras sociales, al igual que la colaboración y la comunicación.

Por último se presenta la cuarta fase del comercio social, la reformulación de la experiencia de compra para mejorar el comercio. Esto se puede hacer mediante la escucha y la interpretación explícita, así como a través del análisis implícito y el apalancamiento de la inteligencia colectiva.

Compañías como Baynote interpretan la conducta persistente y las respuestas de los usuarios para mejorar la experiencia del comercio social. Con el tiempo, la combinación de análisis manual y semántico, asociado con la determinación de ganar continuamente relevancia dentro de la comunidad, va a fomentar la compra social.

Para finalizar

Las empresas se están comenzando a dar cuenta de que puede utilizar nuevas aplicaciones de las tecnologías como los móviles, las tiendas de localización geográfica, el etiquetado en 2-D, el juego social, los cupones sociales, los estantes inteligentes, junto con las tecnologías sociales, y los programas de fidelización, etc.

Esto permite a las empresas construir una relación cercana con los clientes en formas nuevas y más significativas.

La clave para el comercio social es la comprensión de los roles sociales de los consumidores y las partes que juegan en la gran producción de su mercado. Es su responsabilidad no sólo centrarse en los aspectos de «el pago que recibe», sino también «el pago que da,» es decir la inversión en su comunidad, de modo que su marca resuene a través de la relevancia que tiene dentro de su comunidad.

Traducido y editado, Periodista Digital,
Equipo Mipagina.net
Fuente: Brian Solís en Twitter, LinkedIn, Tumblr, Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.