Durante los últimos años ha habido una evolución dentro del mundo empresarial, que incluso ha cambiado la forma como denominamos los cargos directivos de la organización. Se ha impuesto la tendencia de nombrar a los altos ejecutivos bajo acrónimos de siglas anglosajonas.

Este proceso va de la mano con la globalización empresarial y a su vez con el fin de simplificar los nombres de los cargos y hacerlos extensivos a otros sectores.

Uno de los términos más comunes es el de CEO (Chief Executive Officer) o Director Ejecutivo, Consejero Delegado, Presidente Ejecutivo o Principal Oficial Ejecutivo, como tradicionalmente se lo llamó hasta que la globalización.

 

CEOS

 

Esto trajo innumerables reformas sociales, políticas, económicas y de términos también, es la persona que tiene a su cargo la máxima autoridad de la gestión y dirección administrativa  en una empresa, organismo, asociación o institución.

Ese es precisamente el título que ostentan personajes muy reconocidos de empresas como Apple, Steve Jobs y Facebook, Mark Zuckerberg, quienes por muy distintos que parezcan, son dos de los mejores directores del mundo y tienen atributos profesionales y aspectos de su anatomía que son mucho más comunes.

Con base en datos de Harvard Business Review, Domo y CEO.com han producido una infografía que ya se ha ido viral, sobre cuáles son los ingredientes ganadores de un director ejecutivo eficaz.

Lo primero es que para convertirse en un CEO (Chief Executive Officer, Oficial Ejecutivo en Jefe, o Gerente General de una empresa), debe pensar como uno.

– Los buenos CEOs son buenos actores. Saben qué papel deben representar en circunstancias distintas

– No trate de mantener el “status quo”. Use su originalidad para promocionar mejoras y cambios

– Convertirse en CEO es como escalar una montaña: debe saber “manejar las sogas”, y saber sobreponerse a obstáculos.

Los CEO tienen otras cualidades como:

  1. Tienen gran seguridad en sí mismos

  1. Necesitan sentirse seguros y confiados en su capacidad de lograr sus metas. Las personas inseguras rara vez llegan a la cima. Los CEO son seguros y necesitan rodearse de gente segura en sí misma.

  2. Usan su comportamiento y estilo apropiadamente. No intentan comportarse igual con todos. Algunos estilos efectivos incluyen ser decisivo, franco y otra veces colaborador.

  3. Una de sus mejores actitudes es escuchar a los demás y otras como ser antagonista no lo son.

  4. Un buen CEO es un poco salvaje y agalludo para tomar decisiones.

  5. Los buenos CEO con frecuencia llegan al tope y a sus propios límites.

Pero si quiere saber más eche un vistazo a esta infografía para saber como ser el mejor CEO:

infographic-top-performing-CEO

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.