Muchas mujeres consideran que el mercadeo y la publicidad on line, las está excluyendo un poco, por considerar que son los hombres los que más utilizan las herramientas tecnológicas.

La mayoría de ellas no se siente identificadas con las marcas, pues creen que no las representa de manera realista y creíble.

Esta queja no está lejos de ser verdadera, al observar la publicidad por internet, que sigue tratando al sexo femenino con demasiados clichés o simplemente lo sigue ignorando.

A la luz de las cifras éste es un error fatal, pues las mujeres se han convertido en el mercado emergente más importante del mundo, llegando a representar el 51% del comercio total y el 80% de las compras reales. Se cree que en los próximos 10 años el registro de compras anuales del sector femenino crecerá hasta los 15.000 millones de dólares, es decir 11.000 millones de euros, en todo el planeta.

Estos datos se desprenden de un estudio llevado a cabo por The Boston Consulting Group, en el que participaron 15.000 mujeres y 5.000 hombres en 22 países a lo largo de 2008.

Otro fáctor que se debe tener en cuenta, es que el número de mujeres trabajadoras crecerá 200 millones, en los cinco años venideros, pasando de 1000 a 1200 millones.

Fallas

La principal falla en las estrategías dirigidas al público femenino, se centra en el encasillamiento de los roles, pues todavía se considera que las mujeres solo compran artículos para el hogar, pero lo cierto es que ellas también deciden sobre vehículos, móviles o portátiles.

Por eso el primer paso para llegar a ellas es conocerlas. Se trata casi que de un proceso de conquista, igual al que se debe realizar cuando se pretende enamorarlas.

Los comerciantes, vendedores y creativos, deben entender la forma de pensar de las mujeres, sus razones para comprar, sus métodos de decisión y las características que ellas buscan en una marca, producto o servicio.

El principal error está en que no existe una verdadera comunicación, para determinar que el carácter de ellas es bien distinto al de los caballeros. Las diferencias sobre las que tantos comentarios se hacen, incluso chistes y estudios psicológicos, son reales además en el mundo de los negocios y el marketing.

Resultados de una investigación del Stanford Graduate School of Business de la Universidad de Illinois en Chicago, señalan que la diferencia de género juega un papel clave en la utilización del lenguaje.

La falta de creatividad en la publicidad de los productos orientados al público femenino, es una de las razones que ellas señalan como más preocupante, así como como la creación de personajes femeninos pero con estereotipos masculinos.

El estudio llevado a cabo por The Boston Consulting Group, arrojó algunas recomendaciones para no cometer errores comunes, cuando se diseñan estrategias de publicidad y mercadeo dirigido a mujeres.

Emocionales

Las mujeres tiende a comprar muchos productos, dirigidas no solo por el deseo de obtener algo útil y necesario, sino en muchos casos por el sentimiento que esa marca les produce.
Por eso es bueno que la publicidad tenga en cuenta los sentidos y los sentimientos femeninos. Ellas entienden mejor el lenguaje no verbal y captan colores, sonidos y expresiones más fácilmente que los hombres.

¿Ofertas y promociones?

A pesar de que ellas tienen un gran sentido del ahorro y la administración del dinero, no siempre se puede pensar que lo que ellas buscan es solo economía, por el contrario la calidad es su principal exigencia.

La novedad

El producto puede ser el mismo, pero introducirle algunos pequeños cambios o mejorías, llama mucho la atención de las mujeres. Ellas saben quien les ofrece más o mejores cosas y les gustan los productos novedosos.

Afeminar no es bueno

Muchas empresas crean productos, que originalmente fueron hechos para hombres, para ofrecerlos al público femenino. Esto es algo que ellas detestan y además detectan rápidamente. Ellas prefieren que se hagan cosas exclusivas y por eso tienden a rechazar imitaciones.

Aprender a diferenciar

Capturar al público femenino requiere de hacer campañas incluyentes, que tengan en cuenta las diferencias culturales de género.
Las preguntas que debe plantearse como empresarios son sí los productos se adecuan a las mujeres, sí existe un buena comunicación con ellas, sí se ha logrado escucharlas y comprenderlas y finalmente sí se ven reflejadas sus emociones, gustos y tendencias.

De ellas para ellas

Generalmente quienes crean y dirigen la publicidad son hombres y por lo tanto es difícil que ellos puedan entender lo que ellas quieren. Es mejor que sean mujeres las que encarguen de diseñar el marketing dirigido a este sector, para que no se estereotipen a patrones masculinos.
Las mujeres deben participar en la concepción de la imagen que da de ellas la publicidad, para conseguir se representadas de una manera realista y creíble.

Tiempo para ellas

Esta es un teoria que bien se viene aplicando en la publicidad tradicional, pero que vale la pena retomar sin exageraciones ni mentiras. Ofrecer productos a las mujeres que les ahorre tiempo es una buena estrategia, pues ellas valoran que las empresas tengan en cuenta sus distintos roles como mujeres, amas de casa y profesionales.

Sociales y sociables

Una de las características que tienen ellas, es que comparten con sus amistades sus experiencias con las marcas, productos o servicios. Esto puede ser bueno o malo, dependiendo precisamente del resultado.
Las mujeres se convierten en aliadas o enemigas de una marca y por ello se debe estar preparado para ofrecerles lo mejor. Con las denominadas Redes Sociales como Facebook o Twiter, esto si que es bien cierto. Las marcas deben adaptarse a estos nuevos escenarios.

La estética ante todo

Los hombres por lo general no prestan mucha atención al detalle a la hora de comprar. Las mujeres, por el contrario, valoran la estética del producto como parte emocional de la decisión de compra. Por ello el diseño del producto como tal y del empaque, debe seguir ciertos patrones de estética femenina.

El amor

Decir te quiero, puede ser un arma de conquista para las mujeres. Ellas considera que el amor es el aspecto más importante de su vida. Por eso los productos que trasmiten esa palabra o esa sensación son de sus favoritos.

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez
Equipo Mipagina.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.