privacidad_facebook

 

La audiencia de las redes sociales en Estados Unidos es bastante grande: 172 millones 600 mil personas en este año, es decir 54% de la población total y el 68,6% de los usuarios de Internet. eMarketer estima, basado en una investigación a junio de 2014 realizada por Harris Interactive y WP Motor, que muchos de estos usuarios están bastante preocupados por la privacidad en este tipo de plataformas.

Entre los usuarios de internet encuestados en los Estados Unidos adultos, el  66% dijo que estaban preocupados por su privacidad en las redes sociales, colocando a Facebook en la parte superior.

Pero el estudio va más allá y señala cuáles son las categorías en las que ellos sienten más desconfianza. Más de un tercio de los encuestados estaban preocupados por la privacidad en las plataformas para compartir fotos sociales, tales como Instagram.

Alrededor de una cuarta parte estaban preocupados por la seguridad en los sitios de microblogging, como Twitter, y un porcentaje similar dijo lo mismo acerca de las aplicaciones para compartir fotos como Snapchat.

 

redes1

 

Un estudio a mayo 2014 realizado por Rad Campaña, Estrategias Lincoln y Craigconnects, encontró resultados similares. Entre los usuarios de internet en los Estados Unidos adultos encuestados, el 57% tenía poca o ninguna confianza en absoluto en los sitios de medios sociales como Facebook o Twitter. Mientras tanto, el 22% de los encuestados tenía un poco de confianza en las plataformas sociales, mientras que el 7% confiaba mucho en la red social.

Un tercio de los internautas en edades entre 55 a 64 años, dijo que no confiaba en los sitios de medios sociales, mientras que sólo el 1% lo hizo, con una tendencia similar entre el grupo de 65 y más años.

Mientras tanto, el 24% de usuarios de 35 a 54 años de edad no se fiaba de las redes sociales, en comparación con el 6% que dijo lo contrario. Por el contrario el grupo de personas menores de 35 años de edad fue el único en que los encuestados manifestaron tener confianza en los medios sociales.

 

redes2

 

El reto para el marketing y la publicidad

La percepción que tienen los internautas, frente a la invasión a la privacidad por parte de las plataformas sociales, ha repercutido en gran medida en el desarrollo de los planes y estrategias de marketing y publicidad online.

Lo cierto es que a veces muchas marcas y empresas, pueden llegar a incomodar, mediante el envío de publicidad de forma indiscriminada, o el uso de nuestros datos a través de las redes sociales, amparados en políticas de privacidad deficientes, en una moral dudosa lo que puede ocasionar un efecto contrario al esperados.

El envío publicitario o de mensajes a través de redes sociales, de alguien que no conocemos, y de manera reiterativa, provoca el rechazo de la mayor parte de usuarios, que no sólo bloquean al remitente para siempre, sino que desarrollan una sensación de desconfianza hacia la marca o producto que este pudiese estar anunciando.

Aunque las leyes actuales prohíben los envíos publicitarios sin el consentimiento expreso del receptor, y por lo mismo se convierte en un delito, muchas marcas y empresas continúan con esta mala práctica, algunas por ignorancia y otras por desafiar la norma.

En el caso de la publicidad a través de redes sociales, en ocasiones se ve encubierto por la política de privacidad de las mismas, amparándose en que el propio usuario es quien configura su nivel de privacidad, y por otro lado, es responsable de las personas cuya amistad acepta.

Hay que hacer entender a las marcas que  las redes sociales son un excelente aliado para cualquier negocio, y su correcta utilización puede ser muy beneficiosa . Sin embargo, estos medios deben utilizarse de forma responsable, pidiendo permiso a los usuarios a los que se quiere enviar la información o publicidad, para que estos sean conscientes y la acepten.

Muchos podrían pensar que quizás la mayoría de personas  les dirá que nunca desean recibir publicidad, pero la verdad es que solicitar este permiso puede producir exactamente el efecto contrario.

Además, puede ser una ventaja, pues solamente aquellos que desean recibir estos envíos publicitarios a través de redes sociales, dirán que sí, por lo que todo nuestro público será objetivo, y ahorrará el esfuerzo de enviar publicidad a personas que probablemente vayan a bloquearnos para no recibir más.

Igualmente las personas que acepten recibir nuestra publicidad, será porque realmente están interesadas en los productos o servicios que les ofrecemos, y posiblemente sean ellos los que la próxima vez vengan a buscarnos.

Sumado a ello, es posible que estos usuarios compartan ese contenido con otros de su comunidad, que tienen los mismo intereses o gustos y se conviertan en defensores de la marca sin mayor esfuerzo

En conclusión, si se quiere tener o recuperar la confianza de los usuarios de redes sociales, las marcas y empresas deben hacer envíos publicitarios amigables, lo que redundará  en beneficios para el negocio, no sólo en contactos, sino probablemente en ventas.

 

Por Periodista Digital, Ricardo Rodríguez

Equipo Mipagina.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.