Un 75% de internautas practica el “showrooming”

Un 75% de los usuarios digitales encuestados por la agencia Interactiva 101 practica el ‘showrooming’, es decir, visitan tiendas físicas para ver los productos presencialmente y luego entran en internet para comparar precios, conocer opiniones de otros consumidores o ampliar información.

showrooming-1

De acuerdo con los resultados de la encuesta, esta costumbre ha sido adoptada más rápidamente por los hombres. De hecho más de un 82% de los usuarios digitales masculinos ya la utilizan, en especial para compra de tecnología con un 33% y productos relacionados con el deporte y los videojuegos con el 22%.

Las mujeres aficionadas al ‘showrooming’ son un 70% de los casos y buscan  principalmente información relacionada con la moda (27%) y productos de belleza y cosmética (12%).

Los principales motivos que llevan a la gente a utilizar el móvil en el momento en el que está en una tienda también difieren en función del sexo. Si bien, es cierto que para ambos lo primordial es el precio (52% en hombres y 41% en mujeres), las mujeres valoran más la comodidad (30%) que informarse bien (25%); para los hombres tiene mayor valor la información (26%) que la comodidad (19%).

Respecto al uso del móvil en las tiendas, más del 75% de las personas que han participado en esta encuesta digital han confirmado que lo utilizan. Asimismo, es reseñable el hecho de que ya hablemos de hombres (31%) o de mujeres (33%) todos señalan que lo utilizan fundamentalmente para hacer fotos de los productos.

Otros aspectos que llevan a su uso en orden de prioridades es comparar precios por internet, algo que para los hombres (30%) tiene más relevancia que para las mujeres (22%), y pedir opinión a familiares y amigos, (20%) en ambos casos.

Proceso de compra no lineal

Un estudio de Secure Net indica que el showrooming es una tendencia que cada día se incrementa : Más de la mitad de los consumidores, un 55%, han utilizado estos dispositivos para buscar información. El porcentaje se dispara entre hasta un 72% en la franja de 30 a 44 años.

La verdad del Showrooming es que la información les ayuda a tomar la decisión de compra y luego ya depende de aspectos como la diferencia de precio, de la necesidad del producto, por ejemplo. El tiempo que tarda en recibir el producto es algo que juega a favor del comercio tradicional.

Pero también otros aspectos como una mayor facilidad para realizar cambios, un aspecto que muchas veces es definitivo cuando el cliente tiene dudas. Las devoluciones de productos online no siempre son cómodas de realizar o tienen coste cero, algo que no ocurre en el comercio tradicional y que debe ser una cuestión a poner en valor delante del consumidor final.

También es importante detectar a estos clientes e intentar captarlos aunque ese día no compren nuestros productos. Ofertas personalizadas que sean de su interés pueden suponer una buena alternativa para lograr captar su atención y que finalmente acaben comprando nuestros productos.

En el fondo el showrooming se trata de un proceso de compra multi-interfaz (tienda física, smartphone, tableta, ordenador, otras tiendas físicas, etc.), que se desarrolla en distintos contextos[1] (en casa, en una tienda física, fuera de casa en un lugar con conexión a internet, etc.).

Cuando se da el showrooming las principales actividades o funciones que el cliente suele hacer en el proceso de compra (ver gráfico adjunto) ya no tienen por qué pasar en este orden, ni a través de la misma interfaz.

El últimas el resultado es que con el showrooming, y más cuando interviene el smartphone, el proceso de compra ya no es lineal, sino menos previsible y con más estímulos que en la forma tradicional de comprar.

 

Por Periodista Digital,

Equipo Mipagina.net

Envíanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.