Durante mucho tiempo las marcas gozaron de un control casi que total sobre el grado de percepción de los consumidores, frente a los productos o servicios, pues estos eran prácticamente invisibles ante los ojos del mundo.

El tiempo en que los usuarios eran simplemente receptores pasivos de la información comercial, quedó atrás y el manejo casi que unilateral de las impresiones, las decisiones y las experiencias, ya no son aceptables en un mundo cada vez más comunicado, más social y más globalizado.

Las empresas de hoy en día, no pueden concentrar todos sus esfuerzos y recursos en estrategias que lleven al distanciamiento de las conexiones entre la empresa y el cliente, o entre los clientes mismos, las personas influyentes o los representantes de marca. Este es un nuevo panorama donde el manejo del marketing se democratiza.

Este nuevo movimiento, lleva a que las acciones sin rostro desaparezcan y todo impulsado por una realidad latente: la socialización de los medios de comunicación. Las Redes Sociales, como los medios más actuales, llevan a que el contenido y las conexiones sean la base para esta nueva democracia y «el pueblo» puede asegurar que su voz sea escuchada.

Los Medios de Comunicación Social están cambiando, simplemente para equilibrar el poder dentro de los mercados, colocando el destino y la estatura de las marcas, en las palabras y las acciones de los consumidores y las personas y grupos que influyen en sus decisiones. Las marcas han perdido un gran porcentaje del dominio que antes tenían, así como la capacidad de gobernar las experiencias compartidas.

De un momento a otro la gente ha comenzado a disfrutar de la libertad de publicar sus pensamientos y la capacidad para ganar protagonismo en estos ecosistemas sociales. Ya no son las marcas las que deciden lo que las personas quieren pensar. Es claro que ahora la gente está en control de sus impresiones y lo más importante:  está en control de cómo, dónde y cuándo las quiere compartir.

Contrariamente a la creencia popular, los medios de comunicación social no ha inventado las conversaciones, sólo han permitido organizarlas . Cuando se trata de la importancia de una marca, la mecánica y las metodologías para definir, proteger y desarrollar, son profundamente diferentes.

Como tal, el valor de las marcas están en riesgo de dilución, basado en la suma de las experiencias compartidas por el consumidor social nuevo. Y tal vez el mayor desafío que enfrenta a las marcas, además de la dilución, es la incapacidad de marcar su curso en tiempo real.

Como los medios de comunicación democratizados, son un buen medidor para el establecimiento de la prominencia o relevancia de un marca, se han comenzado a crear diversos niveles de influencia, de acuerdo con el nivel de sus participantes.

Todavía no es demasiado tarde para las marcas que quieran participar en este nuevo escenario. Lo único es que entre más rápido las empresas entren en esta dinámica, podrán tener un mayor alcance dentro de estos canales sociales.

La evolución del marketing de marca

En este contexto, se puede decir además que el medio ya no es sólo el mensaje. En la vida social, el medio es la plataforma y como tal la gente ahora representan a la vez el medio y el mensaje. En pocas palabras, los medios de comunicación social están cambiando de marketing de marca y obligan a una (r) evolución que se desarrollará de manera diferente en cada organización.

MiresBall, Investigación KRC, realizó recientemente un estudio que encontró que cuatro  de cada diez personas cree que los vendedores de la marca tienen problemas sociales para mantener la integridad de la marca. Además, más de un tercio cree que las redes sociales afectan las marcas, hasta el punto de que  las estrategias de comercialización requieren de  un nuevo pensamiento. Esta nueva dirección sin embargo, está llena de nuevos retos y oportunidades.

Los comercializadores de marca saben de la importancia que tienen los medios de comunicación social, pero no son claros en cuanto a la forma en que pueden ayudarse con ellos para generar lealtad en el público:

El 35% cree que las redes sociales ayudan en la creación de lealtad de marca, pero el 30% no está de acuerdo y el otro 35% es neutral frente al tema. Si bien los comerciantes se dividieron en cuanto a la lealtad, más de la mitad opina que los medios de comunicación social sirven de puente para llegar a los clientes actuales y potenciales.

El estudio también reveló una preocupación creciente entre los vendedores de la marca, en la forma en que contactan con el consumidor actual. El consenso era que en el objetivo de conectar con éxito con los consumidores, se deben reforzar los atributos de la marca, y ello requiere de capacitación, optimización de mensajes y empoderamiento.

En lo que respecta a la dilución de la marca, los consumidores no están solos en sus esfuerzos, también lo están los representantes de marca. Por el momento consideran que existe una desconexión entre la marca, sus representantes, y los consumidores en los medios de comunicación social.

Con el fin de establecer conexiones con personas en sus dominios, es necesario tener empatía combinado con otros elementos que fortalecen la historia, el compromiso, y la actividad resultante.

Para evitar esa invisibilidad de la marca, en los medios de comunicación social, se debe comenzar por revisar la guía de estilo de la marca. Esta guía de estilo debe ser incorporada por los representantes de la marca, donde el compromiso es claro: no se trata de resolver qué es la marca, sino qué es lo que la marca representa.

En una época donde las marcas son creadas y co-creadas, la definición de ésta, su significado, su valor y su humanización, son necesarias.

No se puede perder el control en la era de los medios de comunicación socializada, mucho menos cuando ahora se tiene la habilidad de escuchar las conversaciones, vinculadas a las marcas, productos o servicios,  así como la posibilidad de analizar las experiencias y los sentimientos asociados a las mimas y en tiempo real

Ahora se tiene la capacidad de comprender las impresiones y percepciones de los potenciales clientes mediante su participación.  Se puede contribuir a la relevancia de la marca a través de
cada perfil, conversación y objeto social que se  introduce en cada una de las Redes Sociales..

Traducido y editado por Periodista Digital
Equipo Mipagina.net
Fuente: Brian Solis en Twitter, LinkedIn, Tumblr, Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.