Las empresas, aunque no lo crean, son como personas que tienen un trasegar por la vida que puede ser digno de contar. Incluso hemos conocido películas y hasta libros dedicados a contar esas historias.

Ese es un buen elemento para tomar ejemplo, ya que precisamente los temas más sentimentales, son los que más nos emocionan, y los que más fácilmente le pueden llegar a otras personas.

El marketing, como actividad humana, no es ajeno a esa intromisión de los sentimientos y por eso las empresas deben aprovechar todos los medios a su alcance para contar su historia al mundo, pero eso sí, deben saber qué contar y qué no.

Ann Handley, directora de contenidos de Marketing Profs, ha determinado ocho claves para que las compañías puedan dar el primer paso a contar la historia de su marca.

1. ¿Qué hace única a tu empresa?

Si no puedes enumerar rápidamente los rasgos más destacables de tu empresa, tómate tu tiempo para analizarlo y pensar en qué diferencia tu empresa de la competencia. ¿Por qué la gente debería interactuar con tu compañía y no con otras similares?

2. ¿Hay alguna anécdota interesante sobre cómo se fundó la compañía? ¿O sobre el fundador?

Las marcas más apreciadas suelen contar historias casi mitológicas sobre sus inicios. Lo mejor es que la gente recuerda estas historias y las comparte con otras personas. Y es que el origen de una compañía puede cautivar a muchos clientes.

3. ¿Qué problema está intentando resolver la compañía?

A veces la historia de una empresa no tiene por que tener que ver con quién es, sino con qué puede hacer por la gente. La clave está en contar la historia de forma que los clientes puedan confiar en tu empresa para solucionar su problema.

4. ¿En qué se inspiró tu negocio?

Rebusca en el pasado de la marca y descubre cuál fue la razón de su nacimiento. Puede que el objetivo inicial fuera crear conciencia sobre alguna causa, o llevar a su país natal un modelo de negocio que conoció durante un viaje.

5. ¿Qué momentos inspiradores ha vivido tu compañía?

La vida de las personas está llena de momentos en los que flashes de ideas aparecen en nuestra mente para hacer que nuestra vida, o la de los demás, sea mejor. En la vida de las empresas también hay momentos similares que han provocado que la compañía lleve a cabo cambios positivos significativos sobre su negocio.

6. ¿Cómo ha evolucionado tu negocio?

Muchos cambios en la historia de una compañía no provienen sólo de ideas, sino también de la tecnología y los eventos globales que alteran el curso vital de una empresa. Internet, por ejemplo, ha revolucionado por completo la forma de actuar de miles de empresas en todo tipo de ámbitos dentro de su organización.

7. ¿Hay alguna forma poco obvia de contar tu historia?

Piensa cómo compartir tu historia de forma única. Si siempre se han utilizado artículos de prensa en tu empresa, ¿por qué no apostar esta vez por contenidos visuales en redes como Instagram o Pinterest? O si estás acostumbrado a utilizar vídeos, ¿por qué no un podcast o un webinar? De lo que se trata es de ir más allá de lo que la empresa ha hecho hasta ahora para cautivar al público de una forma completamente novedosa.

8. ¿Qué consideras normal y aburrido pero otros consideran que es ‘cool’?

La familiaridad con un negocio puede provocar que pasen desapercibidos algunos de sus valores más importantes. Por eso es interesante acercarse a la marca desde el punto de vista de un extraño y tratar de averiguar qué pueden llegar a considerar interesante o atractivo desde fuera. ¿Los hobbies de los empleados? ¿Los protocolos que se siguen en las reuniones?

En conclusión las marcas grandes, medianas o pequeñas, se han dado cuenta que tienen que ser más humanas que nunca y a pesar de los avances de la tecnología y el uso de las herramientas de marketing más modernas, siempre habrá historias que contar sobre las personas que hay detrás de ellas.

Por Periodista Digital,
Equipo Mipagina.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.